Joven desaparecida es encontrada muerta dentro de una cisterna

Joven desaparecida es encontrada muerta dentro de una cisterna. La violencia en contra de las mujeres continúa, cada día se reporta una mujer, sea niña, joven o adulta que es agredida y otras veces es asesinada, sin que hasta el momento las autoridades puedan hacer nada.

Y es que tristemente una jovencita de 16 años, de Cuernavaca, Morelos, fue encontrada dentro de una cisterna. El 21 de marzo en la Fiscalía General del Estado de Morelos se reportó la desaparición de una menor de edad, de nombre Ana Lilia.

Tras pasar casi ocho días, su cuerpo fue encontrado en un predio del fraccionamiento Valle de los Soles en el municipio de Huitzilac. El caso es investigado como un feminicidio.

También, se reportó que la joven de 16 años fue vista por última vez en el municipio de Huitzilac, vestía una sudadera negra, pantalón de mezclilla color vino y tenis de color rosa.

Sin embargo, la mala noticia la recibieron sus familiares hasta el sábado, pues fue encontrada, pero muerta.

Asimismo, los elementos de seguridad mencionaron que policías municipales recorrieron la calle Nube y revisaron el depósito de agua del fraccionamiento, en ese momento encontraron el cuerpo de una mujer que posteriormente sería identificada como la menor desaparecida.
Luego de encontraron el cadáver, solicitaron la ayuda del servicio médico forense. Según el dictamen de esta institución, la posible causa de muerte es el estrangulamiento.

Sepelio de la joven Ana Lilia

Tras el asesinato de Ana Lilia, perpetrado en el poblado de Tres Marías, municipio de Huitzilac, recibió la condena social y durante su sepelio un grupo de mujeres entonó el himno contra los feminicidios. Su muerte reunió a unos 200 habitantes que caminaron hacia el panteón con el féretro blanco a cuestas.

Sepelio de Ana Lilia joven asesinada

Sepelio de Ana Lilia joven asesinada

El cuerpo de la adolescente de 16 años de edad fue encontrado sin vida y de acuerdo con las investigaciones preliminares, tenía huellas de estrangulamiento.

Durante la caminata y la inhumación del cuerpo, los gritos de “justicia para Ana Lilia” y “No nos vamos a quedar calladas” retumbaron sin cesar. Los dolientes también exhibieron cartulinas para reprobar el homicidio de Ana Lilia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.