Chetumal: Están en riesgo 10 mil hectáreas de caña por lluvias en Quintana Roo

Han caído alrededor de 200 milímetros de agua en las últimas 48 horas en la zona cañera.

Las fuertes lluvias que se están registrando y que se prolongarán durante todo el fin de semana ponen en riesgo a por lo menos 10 mil hectáreas de caña por la inundación en los campos, además de cientos de viviendas por el crecimiento del nivel del río Hondo, que en un día incrementó en casi un metro.

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación Local de Productores de Caña, dijo que en las últimas 48 horas han caído alrededor de 200 milímetros de agua en la zona de abasto del Ingenio San Rafael de Pucté, dejando anegadas miles de hectáreas de caña, pero las lluvias no han cesado para realizar la evaluación.

Explicó que la principal preocupación son cinco mil hectáreas que se renovaron para este ciclo de siembra, que se suman a otros cinco mil que, aunque no fueron sembrados este año, se encuentran en zona baja, desde Sergio Butrón Casas hasta Pucté.

“Ya anda gente desaguando las parcelas, el agua estancada se controla, siempre y cuando no continúen las lluvias, ya anda gente trabajando buscado desviar el agua para drenes generales con los que contamos y ver que no se tapen por caña seca y basura, primeramente Dios se le va buscar la manera de que la perdida sea lo menos posible”, comentó.

Las lluvias y escurrimientos también han provocado que el nivel del río Hondo aumente casi dos metros, desde el pasado miércoles que iniciaron las lluvias a causa de la tormenta tropical Eta por Centroamérica.

Debido a que varios distritos de Belice se encuentran bajo el agua, autoridades del vecino país, autorizaron la apertura de la presa conocida como “El Bravo”, en las cercanías de la zona agrícola del distrito de Blue Creek, a 20 kilómetros de la comunidad de La Unión, lo que ha provocado que del jueves a viernes el nivel del afluente, aumentara en casi un metro.

Eva María Hernández Cabañas, delegada de la comunidad de La Unión, a 130 kilómetros de Chetumal, en la frontera natural entre México y Belice, dijo que hay preocupación para las 200 familias que viven en la comunidad, sobre todo porque no se cuenta con un refugio por inundaciones.

“Todos los edificios, escuelas y demás construcciones se encuentran en la zona baja, en la zona alta tenemos un refugio que se construyó hace 10 años, pero nunca se todo de servicios y hoy se encuentra saqueado y abandonado”, comentó.

En la ribera del Río Hondo, hay al menos 10 de las 15 comunidades que están asentadas a la orilla del afluente, entre las más vulnerables a inundaciones está La Unión, Ucum, Sac-Xán, Esteban B. Calderón, San Francisco Botes, Revolución, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.