Administrarán 1,200 pruebas de coronavirus en la UFC

La UFC tiene como objetivo administrar alrededor de 1.200 pruebas de coronavirus

La Ultimate Fighting Championship (UFC) llevará a cabo extensas pruebas de coronavirus para atletas y personal que asistirá a los tres espectáculos programados en Jacksonville, Florida, los días 9, 13 y 16 de mayo.

Lawrence Epstein, director de operaciones de UFC, dijo en entrevista a Sports Business Daily que se administrarán alrededor de 1,200 pruebas de coronavirus, más de 600 pruebas de antígeno y más de 600 pruebas de anticuerpos, para los tres eventos de la UFC.

Mencionó que en los primeros días de esta epidemia, la capacidad de prueba tenía que centrarse exclusivamente en los socorristas, los trabajadores de la salud y las personas que estaban enfermas.

“Ahora que la capacidad de prueba se expande, muchas de estas pruebas a las que organizaciones como la nuestra tienen acceso no impactan esas pruebas”, dijo.

Lawrence Epstein, director de operaciones de UFC
Lawrence Epstein, director de operaciones de UFC

La UFC también presentó un resumen de 25 páginas a la Comisión de Boxeo del Estado de Florida con respecto a las medidas de salud y seguridad que se tomarán para los próximos shows. También presentó el mismo informe al estado de Nevada con la esperanza de que eventualmente puedan regresar a Las Vegas para promocionar las tarjetas como su instalación APEX.

En los tres eventos en Florida, el UFC se encargará del espectáculo con aproximadamente la mitad del equipo habitual que trabajaría una tarjeta. Por lo general, alrededor de 300 personas trabajarían en un evento UFC y ese número se reducirá a alrededor de 150 para estos espectáculos.

Tendrá la UFC conferencia virtual

Cabe mencionar que la UFC llevará a cabo un día de medios virtuales con combatientes el jueves mientras responden preguntas a través de un programa de cámara web en lugar de entrevistas en persona. La conferencia de prensa posterior a la pelea permitirá la asistencia de los medios de comunicación, pero será similar a las reuniones informativas realizadas por el presidente Donald Trump, donde los reporteros deberán sentarse al menos a seis pies de distancia en la sala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.