Gobernador de Querétaro vence al coronavirus con Paracetamol, ya está de alta

Después que fuera diagnosticado con coronavirus, el Gobernador de Querétaro ha sido dado de alta, luego de curarse con Paracetamol

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, por fin ha dejado la cuarentena a la que se sometió desde el pasado 30 de marzo cuando le fue detectado que tenía el coronavirus Covid-19 y Martina Pérez Rendón, directora estatal de los Servicios de Salud, quien dio la noticia dijo que se pudo curar con Paracetamol.

Pérez Rendón señaló que el mandatario panista, Francisco Domínguez, recibió el alta médica desde el día sábado después de recuperarse del coronavirus, con paracetamol, por lo cual ya puede reincorporarse a sus actividades cotidianas, mencionando que al igual que los demás deberá mantener la sana distancia.

Paracetamol la cura del Gobernador de Querétaro
Paracetamol la cura del Gobernador de Querétaro.

Paracetamol salva al Gobernador de Querétaro

Al dar a conocer  Martina Pérez Rendón, sobre la recuperación del Gobernador de Querétaro, dijo que el mandatario en un principio tuvo dificultades para vencer la fiebre, por lo que se atendió este síntoma con Paracetamol ayudando a mejorar con el paso de los días del coronavirus Covid-19.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez es uno de los tres mandatarios estatales que se contagiaron del coronavirus Covid-19, pero ha sido el primero que recibe el alta médica. Los otros dos son el priista Omar Fayad de Hidalgo, quien aún presenta síntomas del virus como es la falta de sentido del olfato.

Y es que una vez dado de alta, Francisco Domínguez ha hecho un llamado a todos los actores políticos y sociales a la moderación, la cooperación y el diálogo, para enfrentar juntos la doble emergencia que enfrenta México: de salud y económica.

El otro gobernador que se contagió del coronavirus es el morenista Adán Augusto López Hernández de Tabasco, el cual pese a ser un caso asintomático se encuentra cumpliendo con el periodo de cuarentena necesario para no considerarse una fuente de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.