El huracán Fiona causa daños “catastróficos” en Puerto Rico

La mayoría de la isla permanece sin servicio eléctrico ni agua potable

Sin luz ni agua potable. Con calles cortadas por árboles arrancados por el viento, municipios incomunicados, casas bajo agua a causa de ríos desbordados y cientos de pedidos de rescate por las redes sociales. Así ha amanecido este lunes Puerto Rico tras el paso del huracán Fiona. El ciclón de categoría 1 tocó tierra en la costa suroeste de la isla en la tarde del pasado domingo, con vientos en ráfagas de hasta 103 millas por hora, y depositó hasta 30 pulgadas de lluvia. Fiona también causó un apagón masivo y dejó el país a oscuras. Esta mañana se ha restaurado el servicio a algunos clientes, pero el 70% de la isla continúa sin luz––sobre un millón de personas–– y el 60% sin agua potable.

El gobernador, Pedro Pierluisi, no ha especificado cuánto tiempo Puerto Rico estará sin luz, pero ha dicho que espera que sean “días”. Pierluisi ha informado que hoy se iniciará el análisis de daños para entender el alcance de los daños causados por la tormenta. No obstante, durante la tarde del domingo, el primer ejecutivo adelantó que esperaba que los daños fueran “catastróficos”. Más de 2.000 personas se encuentran refugiadas en instalaciones habilitadas para la emergencia a través de toda la isla, según los últimos datos compartidos por el Gobierno. Miles de personas han tenido que ser rescatadas y desalojadas, tanto por la Guardia Nacional como por autoridades municipales y vecinos de las localidades más afectadas por las inundaciones.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó ayer una declaración de emergencia, que permite a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) asistir al Gobierno local en las medidas de protección inmediatas. Más adelante se pudiera aprobar una declamación de desastre, lo cual permitiría que FEMA asista también en la recuperación a largo plazo. Puerto Rico es un territorio estadounidense, por lo que depende del Gobierno federal para mitigar los efectos de una emergencia como esta.

Más de una docena de municipios continúa bajo un aviso de inundaciones repentinas y se espera que la lluvia continúe a lo largo del lunes. “Inundaciones catastróficas y amenazantes a la vida continúan a lo largo de casi todo Puerto Rico”, señaló en su último boletín el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, en inglés). Puerto Rico se enfrenta a los efectos del huracán Fiona en la víspera del quinto aniversario del huracán María, que el 20 de septiembre de 2017 atravesó la isla y entre otras cosas, causó un apagón masivo y dejó al país incomunicado durante semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.