La OMS declara la viruela del mono como Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional

En la actualidad, los casos de ‘monkeypox’ han aumentado hasta los más de 16.000 casos notificados, localizados en 75 países

Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decretado la viruela del mono como Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII) ante el aumento de casos a escala global —de 3.040 casos de 47 países notificados hasta junio a 16.500 casos de 75 países actualmente—. De esta forma, esta enfermedad, también conocida como monkeypox, se une a la COVID-19 y a la poliomielitis con el establecimiento del nivel más alto de alerta mundial de salud.

A pesar de que Comité de Emergencia bajo el Reglamento Sanitario Internacional no ha podido llegar a un consenso sobre si el brote de la viruela del mono debe o no considerarse como una emergencia sanitaria internacional durante su última reunión, el director general de la organización ha establecido que el monkeypox ya constituye una urgencia de este calibre en base a que, a su juicio, ya ha cumplido los criterios necesarios como para considerarse como tal.

Para que la OMS declare una emergencia internacional, la enfermedad en cuestión tiene que haber provocado una situación grave, repentina, inusual o inesperada. Además, la patología, en este caso el virus, debe tener implicaciones para la salud pública más allá de la frontera nacional del país afectado y puede requerir una acción internacional inmediata para controlarla. Y, en base a la información proporcionada por los países, la viruela del mono se ha propagado rápidamente en muchos países “que no lo han visto antes”.

“Los tres criterios para declarar una emergencia de salud pública de importancia internacional en virtud del Reglamento Sanitario Internacional se han cumplido”, ha asegurado Adhanom.

“En resumen —ha añadido el director general de la OMS—, tenemos un brote que se ha extendido por todo el mundo rápidamente, a través de nuevos modos de transmisión, sobre los cuales sabemos muy poco y que cumple con los criterios del Reglamento Sanitario Internacional”.

La viruela del mono ha pasado de 3.040 casos notificados en junio a lo largo de 47 países a más de 16.000 casos de 75 países en la actualidad

Recomendaciones para los países

Frente a esta decisión, la OMS ha elaborado un conjunto de recomendaciones para cuatro grupos de países; para los que aún no han notificado un caso de viruela del mono, o no han notificado un caso durante más de 21 días; para aquellos con casos importados recientemente del virus y que están experimentando transmisión de persona a persona; el tercer grupo de países son aquellos con transmisión de monkeypox de animales a humanos; y, por último, los países con capacidad de fabricación de vacunas y terapias.

Entre estas propuestas, Adhanom ha incluido recomendaciones para implementar una respuesta coordinada con la que detener la transmisión y proteger a los grupos vulnerables. Asimismo, propone involucrar y proteger a las comunidades afectadas, intensificar la vigilancia y las medidas de salud pública, así como fortalecer la gestión clínica, la prevención y el control de infecciones en hospitales y clínicas. Por último, el director general de la OMS ha apuntado a que también sería necesario acelerar la investigación sobre el uso de vacunas, terapias y otras herramientas, y las recomendaciones sobre viajes internacionales.

Con 3.738 casos confirmados, España se posiciona como el país con más infectados por la viruela del mono a nivel mundial, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE).

Detener la transmisión y controlar el brote

Aunque la viruela del mono no es una enfermedad de transmisión sexual, la OMS ha observado que, fuera de las zonas endémicas, “el brote se concentra entre hombres que tienen sexo con otros hombres, especialmente aquellos con múltiples parejas sexuales”. Esto significa, han detallado, que se puede detener con las estrategias correctas en los grupos correctos.

“Por lo tanto, es esencial que todos los países trabajen en estrecha colaboración con las comunidades de hombres que tienen sexo con hombres, para diseñar y brindar información y servicios efectivos, y para adoptar medidas que protejan la salud, los derechos humanos y la dignidad de las comunidades afectadas”.

España se posiciona como el país con más casos de viruela del mono

Precisamente este estigma era uno de los motivos por los que algunos miembros del comité investigador de la OMS no eran partidarios de hacer esta declaración, junto a otros factores como la baja gravedad de la epidemia o la posibilidad de que la percepción de la enfermedad se distorsione y se exagere.

“Además de nuestras recomendaciones a los países, también hago un llamamiento a las organizaciones de la sociedad civil, incluidas aquellas con experiencia en el trabajo con personas que viven con el VIH, para que trabajen con nosotros en la lucha contra el estigma y la discriminación”.

Aun así, cabe recordar que la viruela del mono se puede contagiar fácilmente a través del contacto directo con la erupción infecciosa, costras o fluidos corporales o a través de las secreciones respiratorias. Por ello, cualquier persona que tenga contacto estrecho con alguna persona infectada puede acabar contagiándose, sin necesidad de mantener relaciones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.