Prácticas de comercio internacional necesarias para empresas mexicanas

El cumplimiento aduanero y fiscal o la actualización de cambios de personal darán continuidad a las operaciones de las empresas.

Después de dos años del inicio de la pandemia, se entrevé la reactivación de la actividad económica, incluyendo las operaciones de comercio exterior, por lo que las empresas priorizan los procesos diarios para dar continuidad al flujo de efectivo que las mantiene a flote.

Sin embargo, también es importante tomar en cuenta el cumplimiento de las obligaciones esenciales. De acuerdo con especialistas de KPMG en México, son cuatro las prácticas de comercio internacional relevantes tras la pandemia que asoló a diversas actividades del país.

Debido al impacto en la continuidad de la cadena de suministro, es necesario buscar procedimientos establecidos para mantener el cumplimiento y evitar sanciones que pongan en mayor riesgo al negocio.

1 Cumplimiento aduanero y fiscal. Es esencial contar con los recursos necesarios y controles eficientes para un cumplimiento aduanero y fiscal efectivo, con la finalidad de evitar multas, suspensiones y cancelaciones del padrón de importadores, del Programa Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), el Programa de Promoción Sectorial (PROSEC) o la certificación del impuesto al valor agregado (IVA). Las empresas deben actualizarse y asesorarse adecuadamente respecto a las obligaciones de comercio exterior, ya que esta materia tiene cambios constantes a lo largo del año.

2 Validación de expedientes. La aceleración del uso de tecnología y el trabajo a distancia por parte de importadores, exportadores y algunos proveedores de servicio han convertido la validación y resguardo de expedientes en un aspecto prioritario. Si bien, los expedientes en materia de comercio exterior ya se manejaban de manera electrónica, es necesario verificar que se encuentran completos y protegidos en el servidor de la compañía además de tenerlos en correos electrónicos o en medios externos de almacenamiento.

3 Actualización de cambios de personal. Una de las obligaciones del Programa IMMEX es notificar a la Secretaría de Economía los cambios de sus socios, accionistas y representantes legales. Por ello, las empresas que cuenten con certificación del IVA deben presentar el aviso correspondiente ante ventanilla digital durante el mes inmediato siguiente a la modificación de colaboradores que cuenten con facultades para actos de dominio o integrantes de la administración. Ignorarlo resultaría en el incumplimiento del programa y de la certificación de IVA, cuyo efecto sería la suspensión o inclusive la cancelación de estos.

4 Actualización de domicilios. Es importante actualizar la información de los domicilios en el registro RFC y en las autorizaciones de comercio exterior correspondientes; para mantener el padrón de importadores activo, es requisito que el domicilio tenga estatus de localizado, o pudiera ser suspendido e, incluso, cancelado. Esto es también aplicable a las autorizaciones de programas como el PROSEC, IMMEX o esquema integral de certificación, sobre todo si el cambio de domicilio se realiza en los lugares donde se mantiene mercancía de comercio exterior o se presta el servicio autorizado, según corresponda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.