Revela Demi Lovato las secuelas que le dejó la sobredosis en 2018: Dancing with the Devil

“Dancing With The Devil. The Art Of Starting Over” es el nuevo disco de Demi Lovato que estrenará el próximo 2 de abril, desde aquella sobredosis en 2018 y que, según reveló recientemente, le provocó un infarto, tres derrames cerebrales y diversas secuelas en su salud.

Entre los detalles revelados en el documental de Demi Lovato destaca la historia sobre su padre biológico Patrick Lovato, quien murió en junio de 2013, y que también luchó con el alcohol, las adicciones, además de bipolaridad y esquizofrenia. Lovato señala que nadie en su familia sabe la fecha exacta de su fallecimiento porque su cuerpo fue descubierto una semana y media después de su muerte.

Demi dice que pasa cada día del padre contemplando en qué día falleció. “Y también saber que para cuando llegue el Día del Padre, él estaba tirado allí, pudriéndose”, dice. “Ese fue el miedo que siempre tuve por él, fue que terminaría solo, y así fue. Murió solo “. La cantante había estado separada de su padre desde 2007 después de presenciar cómo abusaba de su madre, Dianna De La Garza, quien escribió sobre ello en sus memorias de 2008 Falling With Wings: A Mother’s Story.

Lovato también reveló que dos semanas después de una fiesta con DJ Khaled y Kehlani, le presentaron la heroína y el crack. Durante un viaje a Bali, se dio cuenta de que tenía una dependencia hacia las drogas duras y escribió su sombrío himno de junio de 2018 “Sober”; lo realizó en la gira que concluyó en julio. Cuando regresó a Los Ángeles, volvió a consumir mucho. “Esa es una cosa en la que era muy buena para ocultar el hecho de que era adicta al crack y la heroína”, dice Lovato, sus ojos revoloteando por el suelo.

Fue en la mañana del 24 de julio de 2018 cuando el asistente de Lovato en ese momento, Jordan Jackson, descubrió el cuerpo inmóvil de la cantante en su cama y llamaron al 911 para que pudieran atenderla.

“Tengo mucha suerte de estar viva”, reflexiona Lovato, quien sufrió lo que uno de sus médicos dijo que era “insuficiencia orgánica múltiple”, mientras piensa en lo que le habían dicho los médicos. “Mis médicos dijeron que, como, tenía de cinco a 10 minutos más, y si mi asistente no hubiera venido, no estaría aquí hoy”.

Lovato se despertó legalmente ciega tras su sobredosis de heroína, y recuerda haberle preguntado a su hermana menor quién era, lo que provocó que De La Garza comenzara a sollozar porque, según la artista, “pensó a partir de ese momento que yo no iba a poder ver más”.

Hacia el final del segundo episodio, Lovato dice que la noche del 23 de julio de 2018, no solo sufrió una sobredosis, también fue abusada sexualmente.

“He tenido una buena cantidad de traumas sexuales durante la infancia y la adolescencia. Y cuando me encontraron, estaba desnuda.”, dice Lovato sobre la mañana siguiente a la visita del hombre que le suministró las drogas. “Me dieron literalmente por muerta después de que él se aprovechó de mí“.

A pesar de decirle a sus médicos que había tenido relaciones sexuales consensuales, la cantante agrega que no fue hasta un mes después de su sobredosis que se dio cuenta de que no estaba “en ningún estado de ánimo para tomar una decisión consensuada”.

En el documental, Lovato revela la historia de cómo perdió su virginidad “en una violación” cuando era adolescente. Sin nombrar a nadie, la actriz agrega lo difícil que fue ver a la persona que la violaba todo el tiempo mientras nunca enfrentaba ninguna consecuencia, como ser sacada de la película que estaban filmando.

Lovato solo había insinuado brevemente que había sido abusada sexualmente en su canción de 2013 “Warrior”, que comienza con la letra, “Esta es una historia que nunca he contado”.

También se revelan más datos sobre la bulimia que Demi padeció, la cual empeoró hasta el punto en que estaba vomitando sangre. Al revelar finalmente su historia #MeToo, Lovato anima a otros a hablar, diciendo: “Voy a hablar sobre lo que me sucedió porque todos los que les suceda deberían decir su voz si pueden y se sienten cómodos haciéndolo”.

Este 23 de marzo se estrena en YouTube el primer episodio de Dancing with the Devil, titulado “losing control”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.