En el caso del “Góber Precioso”, no habrá impunidad: Segob

La detención del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, por tortura contra la periodista Lydia Cacho, es muestra de que se tiene que avanzar en que la justicia se dé con imparcialidad, pero también garantizando el debido proceso, resaltó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Señaló que el caso del “Góber Precioso” tiene que entrar en esta dinámica de ir en contra de la impunidad, de tener un juicio parcial, que los tribunales y los fiscales realmente hagan su trabajo adecuadamente.

Señaló que cuando el caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), y ella estaba como ministra, votó a favor de que la periodista fue víctima de violaciones, incluso ella estableció tortura psicológica.

Además, recordó que en la Secretaría de Gobernación se le brindó una disculpa pública.

FACILITAN INVESTIGACIÓN

Al reiterar el reconocimiento al trabajo de la Fiscalía General de la República (FGR), el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, indicó que la detención de Mario Marín Torres abre la posibilidad de investigar también toda la red de corrupción que hubo en ese sexenio.

En videoconferencia de prensa en Casa Aguayo, el mandatario dijo que su administración participará activamente con las autoridades que llevan el caso, pues es necesario que no solo se haga justicia por el tema de violación a derechos humanos y tortura, sino también por todos los presuntos actos ilícitos que cometió el ex mandatario de Puebla, como utilizar prestanombres para incrementar su fortuna y la de varios personajes durante su gestión.

Barbosa Huerta afirmó que la captura del “Góber Precioso” abre la puerta a que se investigue mucho más que las causas del proceso por el cual está detenido en Cancún.

Buscan el auto de formal prisión

Mario Marín, ex gobernador de Puebla, se reservó el derecho a declarar en lo que fue la primera diligencia en el Juzgado Segundo de Distrito, con sede en Cancún.
Poco después de las 15:00 horas, le fueron leídos los 20 tomos del expediente de la causa penal 26/2018, relacionado al delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho.
Marín fue detenido este miércoles por la Fiscalía General de la República (FGR) en Acapulco.

Tras rendir su declaración ministerial en la subdelegación estatal de la FGR en ese destino, fue trasladado a Cancún por agentes federales, donde pasó la noche en la cárcel de esta ciudad.

Este jueves, alrededor de las 14:30, el ex gobernador fue llevado por elementos de la policía estatal al Poder Judicial para que iniciara su proceso legal.

“Lo más urgente e inmediato en el caso de Mario Marín, es que se le dicte auto de formal prisión por su probable participación en la tortura de Lydia Cacho, a fin de que se ordene la privación de su libertad para asegurar su presencia durante el proceso penal”, afirmó Aracely Andrade, abogada de la periodista.

“Primero, lo que vamos a trabajar es que dicten el auto de formal prisión. Eso es ahorita lo que toca hacer, vamos por partes”, añadió.

Comentó que, por el delito que se le busca imputar, el político priista podría enfrentar una pena de hasta 12 años.

LOS HECHOS

En 2005, la Policía de Puebla detuvo a Lydia Cacho en Cancún, con una orden de aprehensión por los delitos de difamación y calumnia.
Y es que el empresario Kamel Nacif Borge, conocido como “El rey de la mezclilla”, interpuso una denuncia penal en su contra.

Cacho fue trasladada por tierra hasta Puebla. En el trayecto, presuntamente fue víctima de torturas que ahora imputa la FGR al ex gobernador.

Luego de estos hechos, trascendieron grabaciones de las llamadas entre el ex mandatario y el empresario, en las que celebraban la detención y el “escarnio”.

La denuncia de Nacif sucedió tras la publicación del libro “Los Demonios del Edén”, una investigación que daba cuenta de la pornografía infantil y el abuso de menores en el Caribe Mexicano.

Durante varios años, Cacho ejerció como periodista en Quintana Roo. Luego se involucró con la sociedad civil y aumentó su activismo.

Duerme en la misma cárcel que Succar Kuri

Mario Marín Torres durmió ayer en la misma cárcel que el empresario Jean Succar Kuri, quien fue sentenciado a 112 años de prisión por el delito de pornografía infantil y corrupción de menores.

“Succar es el origen de esto que está viviendo Mario Marín. Ahí comenzó todo y todos escuchamos cómo él y Kamel Nacif- en aquellas grabaciones del 14 de febrero de 2006- se pusieron de acuerdo para orquestar la venganza en contra de Lydia”, dijo Aracely Andrade, abogada de la periodista.

Tras esto, Lydia Cacho comentó a través de su cuenta de Twitter: “se vuelven a reunir los cómplices, pero ahora en condiciones muy diferentes. Ya no hay fiesta ni lujo, tampoco niñas víctimas en manos de pederastas. No hay brindis ni celebración. El periodismo es el camino a la justicia”.

“Su detención es una primera victoria, pero eso no significa que se haga justicia. Al ser delito grave, si se le dicta el auto de formal prisión, enfrentará el proceso en la cárcel y estaríamos solicitando que fuera trasladado a un penal de máxima seguridad”, añadió la abogada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.