Rusia podría salvar al mundo contra el Covid-19

Resultó segura para los 38 pacientes voluntarios que recibieron la dosis

  • La Universidad de Sechenov realiza con éxito las primeras pruebas clínicas en humanos de una vacuna contra el virus letal
  • Se trata de la primera y única vacuna de fabricación rusa contra Covid-19 preseleccionada por la Organización Mundial de la Salud en su informe sobre 23 ensayos clínicos en todo el mundo

El mundo entero reza para que llegue la vacuna contra el Covid-19 y se acabe esta terrible pesadilla que ha dejado más de 560 mil muertos y 12.4 millones de contagios, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de que estamos sufriendo la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y la primera vez desde 1870, en que tantas economías experimentaron una disminución del producto per cápita.

Hemos escuchado y leído las noticias de que varios países ya trabajan en una vacuna contra Covid-19, pero la espera ha sido bastante larga, ya que a nivel global sólo dos de las 19 vacunas experimentales contra el nuevo coronavirus para prueba en humanos se encuentran en la Fase III de ensayos -una de Sinopharm de China y otra de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Sinovac Biotech de China se convertirá en la tercera más adelante este mes.

Sin embargo, el mundo despertó con una gran esperanza de vida al anunciar Rusia que ya entró el fase III de la vacuna contra esta virus letal.

Los primeros resultados del ensayo de pequeña escala en humanos de la vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya en Moscú han mostrado que su uso es seguro.

“Espero que, en torno al 14-15 de agosto, la pequeña cantidad de la vacuna que podamos producir entre a circulación pública”, dijo Alexander Ginsburg, director del instituto.

Eso será equivalente a un ensayo Fase III, debido a que las personas que reciban la vacuna permanecerán bajo supervisión.

Los ensayos de Fase I y Fase II suelen revisar la seguridad de un medicamento antes de que entre a las pruebas de Fase III que analizan su eficacia en un grupo mayor de voluntarios.

Los ensayos en humanos de la vacuna del Instituto Gamaleya comenzaron el 18 de junio, cuando nueve voluntarios recibieron una dosis y otros nueve probaron la posibilidad de una dosis de refuerzo.

El grupo no experimentó ningún efecto secundario significativo y deberán recibir el alta hospitalaria a más tardar este miércoles 15 de julio.

Los datos disponibles muestran que los voluntarios han desarrollado una respuesta inmune a la vacuna del nuevo coronavirus. Otros 20 voluntarios, recibieron la vacuna en un hospital militar el 23 de junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.