La era de los superhéroes… en cámara lenta

Al inicio de Zack Snyder’s Justice League (2021) el mismo director envía un mensaje de agradecimiento a la legión de fans que hicieron posible esta versión por medio de la presión en redes sociales hasta que HBO, propiedad de Warner, quiso hacer realidad la petición de los fanáticos y decidió estrenarla en su nueva plataforma digital HBOMax, principalmente en Estados Unidos y algunos países de Europa y a través de algunas plataformas digitales en el resto del mundo; no sin antes abrir la cartera y darle a Snyder 70 millones de dólares para que la terminara.

Pero ¿qué es el Snyder Cut?  Es la versión de Justice League (estrenada en 2017) justo como el director la planeó antes de dejar el proyecto debido a problemas personales, en una versión de cuatro horas.

 

La versión que se estrenó en salas en 2017, terminada por Joss Whedon (Avengers, 2012), era una versión muy distinta en tono a los anteriores trabajos de Snyder (Man of Steel, 2013 y Batman V Superman, 2016) y que se acercaba más a las películas de Marvel que a lo que Snyder –en ese entonces encargado de desarrollar el universo cinematográfico de DC– tenía planeado.

Ahora, mucha gente se preguntará si vale la pena gastar cuatro horas de su vida para ver esta versión (y $299 en el caso de México) así que veremos, lo que es y lo que no, esta nueva “épica y monumental” (como algunos la han llamado) película.

Zack Snyder’s Justice League es una versión hecha para los fans que expande las historias de los personajes, explica mejor sus motivaciones y se toma todo el tiempo del mundo para contar detalles que si bien, no aportan nada a la trama, aportan a la mitología que Snyder quería construir para sus futuros proyectos. Tiene, además, apariciones de algunos personajes que los fanáticos reconocerán de inmediato, así como guiños a cuadros memorables de la historia de los cómics de DC.

La cinta está dividida en seis episodios y un epílogo lo que la hace fácil de ver porque uno puede decidir verla de corrido o como serie en episodios de poco menos de 40 minutos cada uno. Técnicamente tiene algunas rarezas: en general la paleta de colores es fría como las anteriores películas de Snyder, pero curiosamente está presentada en formato 1.33:1, el formato cuadrado de la TV. Como dato, la película anterior se presentó en 1.78: 1 es decir, en formato rectangular y aunque estéticamente es más atractiva que su antecesora, Zack Snyder’s Justice League tiene lo que a mi parecer es lo que la hace más pesada, algo que ya es parte de toda su filmografía y que en este caso resulta excesivo: la cámara lenta. Efecto que para la tercera hora se vuelve tedioso y nos hace querer abandonarla.

Para bien o para mal, el tono de esta versión de Justice League es solemne y se toma muy en serio a sí misma pero lo que no podemos negar es que estamos ante una película que dará mucho de qué hablar y que generará comentarios positivos y negativos.

Zack Snyder’s Justice League es básicamente la misma película de antes, pues cuenta la misma historia, pero con una mayor dimensión, en ese sentido si no eres muy fan de los superhéroes y ya viste la versión del 2017, pasa de largo. Si eres fan del cine de Snyder o del universo cinematográfico de DC, quedarás muy complacido.

Zack Snyder’s Justice League se puede ver en México a partir de hoy a través de Cinepolis Klic, Prime Video (On demand), Apple TV, Google Play, Microsoft Store, Izzi, Claro Video, Total Play y Megacable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.