La vacuna AstraZeneca-Oxford llegaría a México el próximo abril

Ensayos clínicos fase tres, en marcha

Esperan aprobación a fin de año para comenzar a distribuirla en varios países

Científicos de la Universidad de Oxford y AstraZeneca han puesto en marcha la fase tres de los ensayos clínicos de su vacuna contra el Covid-19, por lo que esperan que si todo va bien, puedan obtener la aprobación de los reguladores a finales de año, para empezar a vacunar a los adultos del Reino Unido en abril de 2021 y posteriormente distribuirse en los países donde han logrado acuerdos, entre ellos México y Argentina.

La fase 3 de las pruebas clínicas es la última antes de recibir el visto bueno de los organismos reguladores a fin de proceder a inocular a la población, por lo que hay gran posibilidad de que la vacuna salga a principios del año entrante.

La Unión Europea (UE) cerró con la farmacéutica AstraZeneca un primer contrato que le garantiza el acceso a 300 millones de dosis, un acuerdo que se rubricó en nombre de los Estados miembros y las dosis se distribuirán de forma proporcional en función de la población de cada país. El programa completo para vacunar a toda la población del Reino Unido, llevaría menos de seis meses una vez recibida la aprobación.

Mientras tanto, se informó que las autoridades prepararán a profesionales de la salud, sobre cómo administrar la vacuna, mientras que se planea la instalación de centros especiales para hacer frente a los desafíos logísticos de inocular a millones de personas en un periodo corto de tiempo.

Se estima que para suministrar dos dosis de la vacuna a cada uno de los 53 millones de adultos del Reino Unido se necesitarán administrar 600.000 dosis diarias en un periodo de seis meses, pero para hacer lo mismo en tres meses, se requerirá suministrar 1,.2 millones diariamente.

Destacaron que se dará prioridad a los  ancianos que viven en residencias y al personal que les atiende, pues serán los primeros en ser vacunados, seguidos del personal sanitario británico y los mayores de 80 años. Más tarde será el turno de las personas mayores de 65 años y los adultos jóvenes con mayor riesgo en caso de contraer la enfermedad, seguidos de los mayores de 50 años, mientras que los jóvenes serán los últimos en ser inmunizados.

En septiembre, la Universidad de Oxford reanudó las pruebas clínicas tras ser interrumpidas por un breve periodo de tiempo por la reacción adversa sufrida por un voluntario. Ahora los científicos tienen la esperanza de obtener resultados antes de finales de este año, y de que al menos demuestren que previene el 50% de las infecciones, el umbral del éxito.

Además del contrato de la UE con AstraZeneca, los gobiernos de Argentina y México, así como la Fundación Carlos Slim, llegaron a un acuerdo con la farmacéutica y Oxford para fabricar la vacuna y distribuirla en esos países, posteriormente lo harían en el resto de América Latina, excepto Brasil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.