Semar retira 13 mil toneladas de sargazo en costas del estado

Trabajo conjunto con los tres niveles de gobierno

Acciones en el periodo que abarca mayo a lo que va de agosto

Cancún.- La Secretaría de Marina (Semar) informó que el periodo que abarca de mayo y hasta lo que va del mes de agosto han logrado retirar 13 mil 829 toneladas de sargazo en altamar y playas de siete municipios de Quintana Roo, esto en un trabajo conjunto con autoridades de los tres niveles de gobierno.

En un comunicado, explicaron que para efecto de lo anterior se valieron de 18 embarcaciones, de las cuales ocho son sargaceras y cuatro barredoras, asimismo, un despliegue de 60 elementos navales que apoyan en la recolección del alga marina en playas afectadas con cuatro mil 252 metros de barrera.

Anunciaron que el buque sargacero Oceánico ARM “NATANS” (BSO-101) está listo tras varias pruebas en la mar, en espera de las condiciones para sumarse a la estrategia del gobierno de méxico para la contención del fenómeno atípico del sargazo en las costas del estado de Quintana Roo y de este modo tener las playas listas para una recuperación turística optima.  En lo que respecta a la construcción de buques sargaceros costeros clase FLUITANS, la Semar reportó que los  trabajos registran un avance del 30.20% en el casco 93, 23% en el casco 94 y 06%, en el casco 95.

Finalmente, afirmaron que personal de la Dirección General de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Semar, a través de los institutos e Investigaciones Oceanográficas, continúa con estudios químicos y oceanográficos referentes al sargazo, cuyo objetivo es conocer su comportamiento en altamar y en la costa para poder enfrentarlo de una mejor manera.

 Continúa construcción
en Chemuyil pese a suspensión

Hace poco más de tres meses, un juez federal ordenó la suspensión definitiva de las obras en las inmediaciones de Chemuyil, por parte de la cadena hotelera Grupo Posadas, no obstante, se ha denunciado que los trabajos de construcción siguen libremente.

El 31 de marzo pasado el Consejo de Salubridad ordenó detener todas las actividades no esenciales, incluida la industria de la construcción, pero se continuaron los trabajos pese a las constantes visitas por parte del Ayuntamiento de Tulum y según informaron los propios empleados de la obra, únicamente se redujo la plantilla de trabajadores.

El 5 de mayo el juzgado séptimo de Distrito concedió la suspensión definitiva de los trabajos a un grupo de ambientalistas, ante la posible omisión de las autoridades ambientales, pero Fideicomiso Chemuyil encargado de las obras no atendió las órdenes emitidas por la autoridad.

A dicha suspensión se sumó otra provisional y una suspensión que se puede leer a la entrada de la obra por parte del Ayuntamiento de Tulum. Pero con todo y esas restricciones, las labores seguían en marcha al menos hasta el pasado fin de semana, según trabajadores del lugar.

Aracely Domínguez, del Grupo Ecologista del Mayab, una de las organizaciones impulsoras de la suspensión definitiva, indicó que “la empresa se ha justificado con el argumento de que no les ha llegado la notificación de suspensión”, no obstante desde hace más de tres meses ya cuentan con los sellos de clausura visibles.

La activista dijo que el caso de Chemuyil, “es vergonzoso que esté pasando, a pesar de que hay dos órdenes judiciales y una de parte del Ayuntamiento la fiduciaria ha hecho caso omiso todo el tiempo. Al paso que avanzan los trabajos las obras podrían estar concluidas quizá antes de que concluyan los juicios y esto sería el colmo de la impunidad, sería vergonzoso, aunque es probable”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.