Yeidckol Polevnsky no quiere perpetuarse como presidenta de Morena

Yeidckol Polevnsky ha sido muy clara en señalar que no busca perpetuarse en la presidencia de Morena pero buscará que se cumpla con lo marcado en la ley para su cambio

Tan solo unas horas después de que diera por concluido el IV Congreso Extraordinario de Morena, donde Alfonso Ramírez Cuéllar fue nombrado como presidente interino, Yeidckol Polevnsky declaró que el partido no tiene dos presidentes, pues ella es la única secretaria general en funciones de presidenta de Morena.

Presidencia Morena
Yeidckol Polevnsky no quiere permanecer por siempre en la presidencia de Morena

Yeidckol Polevnsky aseguró que no tiene intención de perpetuarse en el cargo como presidenta de Morena.

“Dicen Yeidckol se quiere perpetuar, créanme que no”, afirma.

Polevnsky también señaló que admira y respeta la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de no intervenir en los asuntos internos del partido, aunque indicó que “vendría bien el manotazo de quien es la figura máxima de esa fuerza política”.

La exsenadora detalló que Morena no se encuentra en condiciones para definir una presidencia interina, como se intentó el domingo al nombrar a Ramírez Cuéllar, pues recordó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló el proceso interno de este partido pues señalaron que no cuenta con un padrón de militantes confiable.

También te puede interesar: Alfonso Ramírez Cuéllar es nombrado Presidente interino de Morena

Detrás de su “destitución” hay intereses económicos, señala Polevnsky

Debido a las irregularidades que se presentaron durante el Congreso Extraordinario, organizado por Bertha Luján, Yeidckol Polevnsky aseguró que los acuerdos que se tomaron no son válidos, entre ellos su destitución como presidenta de Morena.

La líder de Morena afirmó que este intenso “jaloneo” dentro del partido se debe a un tema de recursos económicos y acusa al grupo encabezado por Bertha Luján de querer disponer de los millones de pesos del financiamiento que recibe Morena como el partido más grande del país.

Prueba de ello, afirma, son los ataques que recibió al informar que regresarían el 75 por ciento de las prerrogativas recibidas por concepto financiamiento público, cifra que es de más de 1,700 millones de pesos y señaló que le advirtió al presidente de la República que habría “rebatinga” al tratarse de tanto dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.